Miguel Harte

1961. Buenos Aires, Argentina

Su devoción artesanal y el impecable brillo de sus superficies lo acercan al imaginario Emilio Renart y al cómic Flash Gordon. Crece en el mundo del arte. Su padre a fines de los 60 abre la galería de arte
Vignes, en Buenos Aires, que dio cabida a algunos de los inicios de las experiencias conceptuales en la Argentina. La proximidad del arte contemporáneo local, las obras con las que convivía, las conversaciones e intereses comunes de su entorno, son determinantes en su formación. Hacia 1974 tiene sus primeras experiencias con óleos y pinturas. En una de sus telas, un insecto queda atrapado y Miguel decide dejarlo como parte del trabajo. Su padre por estas épocas tiene dos proyectos con Pablo Suárez: Drugstore Naranjas, un bar emblemático de la época que permanecería activo algunos años en Mar del Plata y un emprendimiento forestal en las sierras grandes de Córdoba. Suárez se convierte en un referente por sus actitudes y carácter ético e ideológico en relación al mundo del arte. Alrededor de 1979 la familia Harte refacciona y atienden una discoteca en Córdoba y Harte pinta los murales. En 1981 permanece dos años en Buzios, Brasil. Es la etapa de sus pinturas realistas. Entre 1984 y 1987, viaja a Buenos Aires. Comparte el taller con Pablo Suárez y Gustavo Marrone. Junto con Marrone, José Garófalo, Sergio Avello, De Ilzarbe y Martín Reyna integra la agrupación Los Últimos, que se presenta en espacios alternativos como La Zona. Regresa a Buenos Aires en 1988. En 1989 se realiza la primera muestra del trío Harte, Pombo, Suárez en la galería del Centro Cultural Ricardo Rojas. Esta conjunción, que se repetiría en cuatro ocasiones en distintos lugares de exhibición, sería considerada por muchos como paradigmática del arte de los noventa. Durante 1992, por el mal uso del soplete, derrama esmalte sintético Martilux, hecho accidental que le permite descubrir las superficies
nacaradas y las formas azarosas del derramado. Experimenta con esta pintura que usará como fondo de muchas obras. A partir de 1993 empieza a utilizar insectos encerrados en resina poliéster. Investiga
técnicas de disecado y conservación de insectos.

Su obra se encuentra dentro de las colecciones más importantes de la Argentina, y en instituciones como:
MAMBA, MNBA, Castagnino, Blanton Museum of Art (USA), entre otras.
Premios: subsidio de la Fundación Antorchas; beca del Fondo Nacional de las Artes; 1996; Premio Barón de
Ramefort “Al Artista joven más promisorio de 1990”; Primer Premio Klemm 2008; Premio Fortabat de Escultura

1999; Primer Premio Fundación Andreani en 2011; Honorun Konex de Platino en 2012; Primer Gran Premio del
Bicentenario de la Independencia del Salón Nacional del Bicentenario de Artes Visuales 2016.
Algunas exposiciones: Miguel Harte, Pinturas. Galería Contemporánea, Río de Janeiro, Brasil (1985); Miguel
Harte, Museo de Arte Contemporáneo, Bogotá, Colombia (1986); Miguel Harte, ICI, Instituto de Cooperación
Iberoamericana, Bs. As.(1991); Miguel Harte, Galería Ruth Benzacar, Bs. As (1998); Miguel Harte, Museo
Nacional de Bellas Artes, Bs. As.(2003);Mundo Harte, Centro Cultural San Martín, Bs. As (2005); La luz sellada,
Galería Fernando Pradilla, Madrid, España (2005); El mundo Harte, Sala Rivadavia, Cádiz, España(2007);
Brillábamos, Galería Ruth Benzacar, Bs. As (2008); Miguel Harte, Galería Ruth Benzacar, Bs As (2013); La
salida, Galería Big Sur, Bs As (2016); Mi amigo especial, Galería MCMC, Bs As (2017).